jump to navigation

¡Si Pamela Anderson levantará la cabeza! agosto 22, 2006

Posted by flauh in Busted, Métele mano a Floh.
Tags: ,
7 comments

Comprobado: toda la grasa que ha acumalado Britney le ha sido robada a Nicole Richie. El universo es así, todo es una cuestión de compensación cósmica. Ahora lo que nos falta saber es a dónde ha ido a parar la grasa de Teri Hatcher.


No, no está corriendo a ver quién llega primera al Burguer King.
Lo más probable es que esté huyendo de la comida.

Vale, de acuerdo, no es precisamente una novedad una foto de Nicole al borde de la desintegración molecular, pero esta foto nos ha sobrecogido porque le da la vuelta a la fantasía heterosexual de los noventa: las vigilantas de la playa corre que te corre por la arena de Santa Monica con la sana intención de ayudar a un ahogadito que luego protagonizará una estúpida historia junto a Hobbie y Mitch. Ciertamente, a Nicole le falta el bañador rojo y el flotador inaudito aquel, pero creemos que fue incapaz de tirar de él y lo abandonó a los dos segundos de carrera.

Desde aquí le aconsejamos a Nicole que rellene un pelín más el bikini tanto la parte de arriba como la de abajo. Sobre todo la parte de abajo, que en lugar de vagina parece que dentro guarda un agujero negro cósmico que si te chupa ya te puedes ir despidiendo. No sé, que se deje crecer un poco más los pelos del pubis, yo que sé, o algo así de ordinario.

Y para acabar y redondear el tema bañador, aquí va un bonus track en forma de un newcomer a FNB. Bienvenido, Hulk.


Hulk, si con ese bañador fosforito marcapaquetón lo que querías era parecer más macho aún no deberías haberla cagado con el sombrero de paja. Atención, por favor, al tamaño de su rabo. Perdón por ser soez, ¿pero soy yo el único que lo ve claramente marcándose?

Keira y su extraña obsesión agosto 16, 2006

Posted by Annabel de "La nave del bebé" in Fug.
Tags: ,
7 comments

Queridos, es una verdad universalmente conocida que todo el mundo tiene una prenda fetiche, si no varias. Por ejemplo, Helena Bonham Carter podría confesarse adicta a los vestidos de grannie que compra en Oxfam, Nicole Kidman a los vestidos de encaje que se confunden con el color de su piel y que le hacen cara de Bette Davis en ‘Qué fue de Baby Jane’, Scarlett Johansonn a cualquier cosa que le permita enseñar tetas y así sucesivamente.

La prenda fetiche de Keira son los cinturones.

La extraña obsesión de Keira empezó a hacerse pública hace varios meses, cuando ella aún no se había plantado las extensiones y aparecía en público con Daniel ‘007’ Craig. Por cierto, prestad atención a la expresión tepartolaboca de Craig.

Podríamos ser muy crueles para con Keira y decir, por ejemplo, que todavía no se ha visto un par de jeans que le favorezcan y que no sabemos qué demonios lleva colgando por encima del top, un foulard o una rebeca, o qué, y también suplicarle que cambie de una vez su pose fruncelabios, que ya nos tiene a todos hasta el mimi, pero vamos a obviarlo y a centrarnos en el elemento dominante de su outfit. ¿Por qué Keira se ha plantado ese cinturón debajo del esternón? Sospecho que la razón es ceñirse un poco el top a la cintura, o a cualquier parte, y darle un poco de forma a su cuerpo de spaghetti.

En la siguiente fotografía descubrimos a nuestros viejos conocidos de la imagen anterior… No sólo el cinturón en si mismo, sino también los colgajos (léase accesorios). Pero esta vez combinados con uno de esos vestidos polka dots que a mí, personalmente, me dan escalofríos, pero debe de ser porque me connotan más Lola Flores que Jackie Kennedy (que, por cierto, siempre me pareció una petarda). En fin, al margen de que los polka dots sean un gran no-no, Keira se planta el vestido con unas botas ugg y se queda tan pancha.

La siguiente imagen nos muestra a Keira en una actitud supernatural, o sea. La parte de debajo de su atuendo es obvia e increíblemente desfavorecedora, pero la parte de arriba es un misterio. Nos da la impresión de que lleva un top negro, otro gris absolutamente informe y una chaqueta de lana super grannie. Como toda la vestimenta está combinada sin seguir las leyes del layering (algunas creen que si te pones a superponer vas a ir divina anyway), para marcar formas Keira recurre a (¿lo adivináis?) un cinturón… Perdonadme, pero ni Keira tiene formas que marcar ni hay lógica alguna en ese cinturón en ese momento determinado. Y además, no se puede llevar un bolso de asa corta con todas esas capas que lleva, para parecer un tonel informe. Cogno.

Pero ese cinturón, y esa chaqueta de grannie, y esa bangle dorada multiplicada por dos, y ese bolso de asa corta, aparecen en nuestra siguiente imagen, donde Keira aparece hablando con un Orlando lookalike cruzado con el primo de Willy DeVille. Lo preocupante es esa cosa floreada que lleva Keira. Si hubiera sido un vestido hubiéramos tolerado su atuendo, incluso a pesar de las medias oscuras y tupidas y las sandalias de plataforma. Pero es que, horror, ¡es un mono! ¡Un mono floreado! Ved como se ciñe a sus muslos. ¿Qué diseñador en su sano juicio puede crear eso en el siglo XXI? Keira, ¿has vuelto a ir a Oxfam a revolver en el cajón de las grannies? For God’s sake, y la muy petarda sigue colocándose el cinturón.

Estampas veraniegas agosto 11, 2006

Posted by Visitante de dormitorio in Busted, La Pichi en el mundo.
Tags:
6 comments

Mientras preparo un monográfico sobre alguna personaja de estas que tanto nos apasionan, me uno a la fiebre del Fn’B veraniego y os dejo una bella estampa para que os refresque estas tardes de tantísimo calor. ¿Preparados?

VOILÀ!!!


…Oig, cuánta medusa…! Chester, ataca!!!

Es que nuestra Maralla no tiene desperdicio. Ese peinado con coletitas de colegiala, ese bikini dos o tres tallas menor…Por cierto, apostaría a que la Carey tiene un perro para cada bañador. ¿Que hoy me pongo el bikini blanco? Pues saco a Chester que es blanquito y queda así como muy mono. Pero si me pongo el bikini negro saco al terrier, que hace como mucho más juego…Y si me pongo el bikini rosa aparezco con un caniche teñido de rosa. Y si me pongo uno amarillo con un guacamayo. Y esas cosas absurdas que hace Maralla.

Pero lo peor no es Chester (pongamos que se llama así o algo ridículamente parecido), lo peor es que para llevar semejante modelo tenga que ir a la peluquería de pubis una vez a la semana y que, sin embargo, me lleve ese otro pelo en la cabeza que pide a gritos estilismo y tijeras. Por no hablar de que esa foto la haya colgado en su página y para sus fans…

¡¡Pobrecillos!! (si es que queda alguno)

¿Sueñan las actrices muertas con botox? agosto 5, 2006

Posted by flauh in Busted, Cirugía Estética, Métele mano a Floh.
Tags:
7 comments

Hoy, en Fug and Busted Summer Edition, vamos a contaros una historia creepy: después de meses y meses de investigación cazafantasmera hemos llegado a la conclusión de que Nicole Kidman murió el último día de rodaje de ‘Moulin Rouge’ y que la presencia que se hace llamar Nicole Kidman es su espectro, que se niega a abandonar el mundo de los vivos. Sino, no se explica esto.


Por supuesto que GhostNicole (G-Nicole, a partir de ahora) tiene su propia agenda: la dominación del mundo. Para ello se ha reunido en el Hotel Overlook de ‘El resplandor’ con otros ectoplasmas malignos. Para tal ocasión se ha vestido muy gótica, que no pega ir de TrashBritney Spears para tal menester. Cruza las manos delante de su vulva espectral porque es de ahí donde emana su poder. Pone cara de loca y se desliza (atención a que no se le ven los pies porque no tiene, ella no anda, se desliza viscosamente) hasta la maqueta de New York City que tiene al lado porque, para variar, NYC es la primera ciudad que pringa.

Qué mal rollo nos das, Nicole.

La cola de la ballena rosa agosto 3, 2006

Posted by Annabel de "La nave del bebé" in Busted.
Tags: ,
7 comments

Queridos, no me malinterpretéis. No es que esté llamando ballena a Britney, aunque tampoco estaría fuera de lugar. Hoy he aprendido una nueva expresión para designar el momento en el que el tanga se visualiza por encima de los vaqueros, en la parte baja de la espalda. La cola de ballena. Como cuando la cola de Moby Dick aparecía en mitad del Pacífico causando la ira del capitán Ahab, sólo que bastante menos poético.

Porque, si ya es suficientemente espeluznante observar tangas ajenos en un entorno cercano, sin que estos hayan pedido permiso para turbar nuestro estado de reposo espiritual con semejante terrorvisión, ver el tanga de una celebrity ya roza la histeria colectiva. Sobre todo si la celebrity está cenando en el McDonald’s con semejante atuendo, la barriga incipiente y el bebé en brazos. Y ahora dejo que la imagen hable por sí sola.

Britney nunca dejará de sorprendernos.

Lots of love.

A creepier shade of pale agosto 2, 2006

Posted by Annabel de "La nave del bebé" in Fug.
Tags: ,
8 comments

Hace un par de meses leí en alguna parte que Anne Hathaway, esa penca que aparecía en Brokeback Mountain, iba a interpretar a Jane Austen en un biopic. Y eso a pesar de su origen cien por cien americano y de sus dudosas cualidades como actriz. La prensa brit estaba caldeada. Y no es para menos, porque la Hathaway no sólo es americana, sino que además es fug que te pasas.

No sabría explicar lo que hay de creepy en ella, pero su presencia me causa sudores fríos. Que la hayan comparado con Audrey me deja un poco de piedra, y eso que nunca fui gran fan de Audrey. El nacimiento de pelo de la Hathaway es, perdonadme, un jodido espanto, pero si lo unimos con el maquillaje y el vestido llegaremos a una conclusión indiscutible. Anne, cielo, necesitas un asesor de color . Hay ciertos personajes que no deberían usar jamás un rouge de labios como el que lleva Anne, si no quieren acabar pareciéndose a Jack Nicholson en el primer ‘Batman’.

Anne es la megaestrella de ‘El diablo se viste de prada Prada’, y en la premiere se presenta vestida de rojo. A primera vista parece que le ha copiado cualquier modelo a nuestra , pero cruzada con Jélena, o sea, parece que se ha comprado un retal de tela roja en cualquier Oxfam y se lo ha cosido ella misma con cualquier patrón de Burda.

La tercera imagen corresponde a una entrega de premios, en la que Anne se presenta con este modelazo.

Anne fue a visitar a su tía en Nueva Inglaterra y le robó las cortinas estilo napoleónico porque ella es gran fan del Burda. Prestad atención (sé que lo hacéis) a los detalles color verde chandal de Madonna y a su flequillo. La razón de existir de su flequillo, indudablemente, es cubrir su horrible nacimiento de pelo.

Y una vez visto esto, ¿os sorprende que Jack Gyllenhall sudara de ella en ‘Brokeback mountain’?

Podríamos haber seguido ignorándola si no fuera porque va a aparecer como Jane Austen, en algún punto de nuestras vidas.

Lots of love.

Fashion crimes agosto 1, 2006

Posted by Annabel de "La nave del bebé" in Fug.
Tags: , , , ,
4 comments

Queridos, hoy me he propuesto rebelarme contra ciertos iconos del estilo actual. Si abrimos cualquier Vogue, ellas estarán allí, con sus mejores atuendos. Dado que Vogue no va a publicarlos, recreémonos en sus fashion crimes más abyectos.


¿La mejor solución para un bad hair day? ¡Ponte un trilby!

Esta, en efecto, es Sienna Miller paseando por New York. Dejemos a un lado las pintas de Jude Law, su maromo, con esos pantalones cargo claramente necesitados de un planchado y las pantuflas que trincó en el hotel. Sienna robó la servilleta del mismo hotel y decidió coserla a su bikini, porque pensó que un sombrero tipo trilby necesitaba un accesorio menos, digamos, ortodoxo. Luego se puso minifalda y sandalias, porque todo el mundo sabe que si te abrigas la cabeza mantendrás a raya los resfriados.


“Creo que después de todo debería haberme puesto unas bailarinas”

Mischa, por favor. ¿Qué llevas puesto? ¿Un conjunto estampado con animales? ¿Soy yo o todo el mundo puede verlo?


Regla de Keira #1: Si sales con tipos de pelo grasiento, la gente no se dará cuenta de que tienes un bad hair day

La siguiente en la lista es Keira. La idea de ponerse una falda (o igual es una cortina de baño, no sé) a modo de vestido con el cinturón de cuero alrededor de un pecho inexistente la ha copiado claramente de Sienna, que por algo es un fashion icon. Y como Keira no tiene suficiente con ir de la mano de un maromo clavadito al sosainas de Orlando Bloom, sólo que con pelo más grasiento, decide pasearse por Londres de esta guisa. Pero con gafas a lo Jackie O.


“Jujuju… Jiijijij… Creo que voy un poco puesta…”

Por último, el pequeño engendro de Lindsay Lohan. Lindsay salió del hotel con su top de dormir, se colocó una cortina setentera, se puso una rebeca y luego se detuvo a elegir el bolso que peor podría combinar con todo lo anterior. Entonces, como de costumbre, se extendió mal el autobronceador y los polvos de sol, pero hizo el esfuerzo de sonreír a los fotógrafos porque sabe que es divina.

Lots of love.