jump to navigation

Es Lady Gaga, perras! octubre 29, 2008

Posted by Terry Hartford in Uncategorized.
Tags: , , , ,
12 comments

Ella es Lady Gaga y nos tiene a toda la redacción rendidos a sus pies. Imaginate una fusión de cualquier electrozorra alternativa con Kylie Minogue, Britney Spears, Christina Aguilera, un poco de Madonna, y un mucho de Jem y las Hologramas. Y tienes a Lady Gaga. Es la nueva sensación en el mundo homosexual y de las petardas y viene pisando fuerte con ganas de comerse el mundo y no dejar nada. Tiene 22 años de nada y ya tiene más mundo que todos nosotros, viejas botoxizadas.

Con su inmundo pero delicioso álbum debut “The Fame” hace toda una declaración de principios de lo que importa en la vida de cualquier mujerzuela que se precie: la fama, el alcohol, la ropa, el dinero y los hombres. Su primer single, Just Dance lo resume en pocas palabras: “He bebido un poquito de más. No se donde están mis llaves, he perdido mi teléfono, cuál era el nombre de esta discoteca?  No recuerdo nada pero da igual. Whatever, Just Dance.”

Su segundo single “Poker Face” es más de lo mismo y su videoclip es delicioso, tenemos a Lady Gaga más mamarracha que nunca, bailando como una politoxicómana y llevando las gafas más hot del momento, unas gafas televisoras con mensajes superficiales y psicodélicos gráficos, con las que no ve nada pero está más moderna que ninguna.

Tan exitoso es su debut que ya es banda sonora recurrente en la serie Gossip Girl e incluso ha rodado un videoclip para su tema “Beautiful, Dirty, Rich” que servirá como final en todos los capítulos de la serie Dirty Sexy Money.

Con su estilismo a lo Krystle Carrington en Dinastía meets Barbarella meets Kylie meets Xtina meets La Prohibida, meets Jem y las Hologramas, es decir, pelucón rubio platino, hombreras helicóptero, gafas futuristas (lleva las mismas gafas que Kylie en el video de In My Arms en su video Just Dance), trajes de vinilo, rayos en las mejillas, vestidos ochenteros, mucho tacón y maquillaje ultra-glam nos ha cegado a todos tanto que hemos perdido la razón y estamos como locos intentando imitar su estilo. Ya no queremos andar descalzos como Britney o enseñar el coño como Paris Hilton, eso está super pasado de moda y no es nada puntero anymore. Si queréis ser modernas y no quedaros en lo más atrasado del 2006, mirad hacia el futuro: el futuro es Lady Gaga.

PS: No os olvidéis de disfrutar de su último video ‘Poker Face’:

Anuncios

Sean Young hecha una mamarracha octubre 21, 2008

Posted by Terry Hartford in Busted, Uncategorized.
Tags: , , ,
7 comments

La actriz que interpretara a la inolvidable replicante Rachael de Blade Runner en 1982 nos tiene a todos sus fans decepcionadísimos con su actual y pernicioso estilo de vida.

En Enero de este año acudió ebria a los DGA’s donde se pasó toda la celebración y entrega de premios gritándole a los famosos que le caían mal como George Clooney, los Hermanos Coen (yo también lo hubiera hecho) y más concretamente a Julian Schnabel, al que le dijo mientras pronunciaba su discurso al recibir el premio al mejor director “Venga habla ya de una vez” y “Vete a tu casa”.

Básicamente la gran Sean dijo una gran verdad, el idiota de Schnabel se puso en plan Isabel Coixet perdido y la única que tuvo cojones de decirle que arrancara fue ella, pero además lo aderezó mostrando su personal antipatía por el director.

Por lo visto en Hollywood todo el mundo sabe que la carrera de Sean está acabada y que tiene un serio problema con la bebida. Le encanta acudir a premios, galas y celebraciones y montar un show exhibiéndose, gritando y haciendo que a todo el mundo se le suban los colores.

Con Joanna Cassidy (Zhora en Blade Runner) en el Bradbury Center donde se rodaron algunas escenas de la película, en conmemoración del 25 aniversario. Aquella noche se portó bien.

En la entrega de premios de los DGA’s, cada vez que alguien subía al escenario a recoger su premio Sean se levantaba borracha perdida de la mesa (no había patio de butacas sino mesas) y se paseaba con su abrigo de piel tambaleándose y después se sentaba y lamía el cuello de su acompañante.

Una verdadera lástima que una actriz que ha tenido un momento tan fulgurante en su carrera como Blade Runner lo haya echado todo a perder por el alcohol.

Sean, queremos que te recuperes y que vuelvas a ser la que eras, la bella y sensible Rachael:

Y por favor no vuelvas a salir con estas pintas a la calle:

Sean Young no nacio para ser una mamarracha, sino para ser una maravillosa actriz!

Quiero ser Morgan Fairchild octubre 17, 2008

Posted by Terry Hartford in Uncategorized.
Tags: , , , ,
11 comments

La gran Morgan Fairchild es una actriz que pasó a la historia de la televisión tras interpretar en los 80 a Jordan Roberts, la brillante abogada de Richard Channing en Falcon Crest con desorden de personalidad.

La explosiva rubia, belleza americana sin fin que no se siente culpable por haber contribuido de manera sangrante al deterioro de la capa de ozono por el desmesurado uso de la laca y el cardado capilar es una mujer a punto de cumplir los 59 años que es capaz de dejar en el más horrible de los ridículos a cualquier niñata de 20.

Viendo el divertido y edificante programa Callejeros con la redacción de FTB casi al completo (thebulletballet, lachichi, flauh y terry herself) la semana pasada, llegamos a la conclusión de que hay dos especies dentro de la raza humana. Los habitantes de lugares como El Barrio de la Peseta y los habitantes de Beverly Hills. Señoras de 60 años sin dientes, decrepitas, con hijos yonkis que se lo roban todo y señoras como Morgan Fairchild, rubias, cardadas, sensuales a los 60, oxigenadas, que hacen ejercicio, se operan y dicen un gran NO a la decrepitud, el mal gusto y la fealdad. Los hay que no tienen un duro y roban para conseguir jaco. Nosotras somos de las que no tienen un duro y haremos lo que sea para estar siempre sanas, atleticas y bien operadas.

La belleza y el buen gusto es un valor a conservar dentro de la evolución humana, al igual que la cultura, los avances científicos, el movimiento petarda, la exploración del espacio exterior, los descubrimientos en física cuántica y de partículas y los últimos avances tecnológicos en cirugía plástica.

El mal gusto, los programas de sucesos, las barriadas tipo La Celsa, las bocas sin dientes y la vulgaridad más recalcitrante en general, son algo a dejar atrás con carácter de urgencia y sin más dilación.

Queremos ser Morgan Fairchild.