jump to navigation

La transformación de Megan Fox octubre 13, 2009

Posted by Terry Hartford in Cirugía Estética, La Carusa de la Semana, mamarracha, Terry, conejillo de indias.
Tags:
9 comments

Muy acertados estuvieron los responsables del equipo de “Transformers” en seleccionar a Megan Fox como protagonista de sus dos películas, ya que ella es una verdadera transformer y lo ha demostrado a base de bien pasando -en un periodo de tan sólo 4 años y a pesar de su juventud- de una “cute girl next door” a una perfecta belleza, tan perfecta que da miedo.

2004-megan-fox-400

Megan Fox ‘au naturel’ en 2004

Megan Fox comenzó su andadura asomando tímidamente por las series de las pantallas de televisión en papeles secundarios con una imagen que dista años luz de la que ahora nos tiene acostumbrados y que era bastante normalucha. Una chica semidelgada, algo mofletuda, guapa pero sin nada que la hiciera destacar del resto, con una marcada sonrisa gingival, dientes amarillentos y un cutis lleno de pecas. Nada tiene de malo lo que tenía puesto que era una chica guapa, mona. Pero ella sabía perfectamente lo que quería, y no dudó en conseguirlo rápido y usando todas las artimañas que tuvo a su alcance, a saber: cirugía plástica, odontología cosmética, pocos escrúpulos y, según dicen, una gran capacidad para abrirse de piernas más alto y más que las demás.

foxxxxy__oPt

Así consiguió su papel de Mikaela en una superproducción de Michael Bay, ‘Transformers’ pero para ello no dudó en dar el primer paso: perder unos kilos, operarse la nariz, extraerse las bolas de bichat (mofletes), cambiarse sus dientes naturales por coronas de porcelana lo cual aparte de darle unos bonitos y grandes dientes blancos, eliminó su ordinaria sonrisa gingival (mostraba mucha encía), y de momento ya había ganado muchos puntos, pues su cara se había transformado en una mucho más hollywoodiense y fotogénica.

meganfoxsurgery

Así consiguió ser fotografiada por las revistas para hombres heterosexuales y llegar a ser tildada como “la nueva Angelina”.

Mientras tanto, se dedicó a vomitar basura sobre todo el mundo, desde su nuevo pedestal criticando a propios y extraños, realizando declaraciones incendiarias, permitiéndose hasta el lujo de criticar a Michael Bay y el equipo de la película el cual no tardó en enviar un comunicado a la prensa diciendo que Megan Fox es una perra engreída, maleducada, que aparecía tarde y con exigencias al rodaje y que hizo la vida imposible al resto del equipo mientras duraron los rodajes de Transformers.

No contenta con todo lo que llegó a tener, quería más. Queriá ser la más bella de Hollywood. Pero ese pequeño defectillo que le quedó en su primera rinoplastia no se podía consentir así que, ni corta ni perezosa volvió a sumirse en el letargo de la anestesia general y se operó por segunda vez la nariz y, de paso, se rellenó los labios. El resto, es historia. Una mujer bella, fatal, extremadamente peligrosa y letal, y que, no obstante, nos encanta.

meganfox 1

Primera rinoplastia + Segunda rinoplastia

megan-fox-motley-crue

Producto final, labios incluídos.

meganfoxmotleycrueshirt7

Esta es la bella historia de Megan Fox, la Eva Harrington de Rockwood, Tennessee a la que deseamos lo mejor aunque, eso sí, a la que sugerimos controlar un poco esas uñas de gata envenenadas.